Pedir ayuda esta bien

¡Pedir ayuda está bien! Aprende a identificar cuándo hacerlo

Volver a

Todos, en algún momento de nuestras vidas, necesitamos ayuda de otros para poder lograr lo que queremos o para sentir ese apoyo extra que requerimos para seguir adelante. Está bien que algunas veces queramos hacer las cosas por nuestra cuenta, pero es muy importante que, si estamos en una situación difícil, identifiquemos el momento perfecto ¡para pedir ayuda! Aprender a pedir ayuda en el momento que realmente lo necesitas te hará sentir el amor de las otras personas, estar tranquila y muchísimas emociones positivas. Pero, ¿cómo saber en qué momento pedirla? Hoy te daremos algunos tips y trucos con los que identificar cuándo pedir apoyo, ya no será un problema.

Pedir ayuda
  1. Antes que nada tienes que conocer tus límites e identificar hasta dónde eres capaz de llegar tú sola. En el momento en que sientas que ya tu energía no es suficiente, ¡pide ayuda! No esperes a estar agotada mental y físicamente para hacerlo.

  2. Cuando sientas que tu creatividad no fluye o te sientes un poco estancada para hacer tus tareas, intenta relajarte y ¡pide apoyo a alguien más! Seguramente las ideas del otro, harán que tu bombillo se encienda y te dará la inspiración que necesitas para empezar a tener más y más ideas.

  3. Hay momentos en nuestras vidas en los que no nos sentimos del todo bien, o pasamos muchos días en los que nuestro ánimo está por el piso. Si te pasa esto, no tienes por qué tragartelo, habla con alguien y pide ayuda, seguramente necesitas alguien que te escuche y te aconseje, así que ¡hazlo y no esperes a sentirte peor!

    Pedir ayuda
  4. Con los cambios que se dan en nuestro cuerpo, pueden surgir miles de preguntas en nuestra cabeza que, como es algo nuevo, no sabemos responder. ¿Qué tal si pides ayuda a un profesional? No tienes porqué quedarte con las dudas, así que pregúntale a tu psicóloga, o médica profesional y resuélvelas todas. Recuerda que nosotras estamos para ti y puedes escribir en nuestros consultorios en línea, acerca de las preguntas que tengas, de los temas que quieras: cambios en tu cuerpo, ayuda emocional e incluso preguntas sobre tu sexualidad.

  5. A veces nuestra mente nos juega una mala pasada, y nos hace creer que no somos suficientes para lograr lo que nos proponemos, y esto nos genera ansiedad. Si en ocasiones llegan a ti este tipo de sentimientos, tienes que saber que no estás sola y que es momento de ¡pedir ayuda! Es súper importante que entiendas que pedir ayuda ¡es de valientes!, y es primordial reconocer nuestros sentimientos, y entender si necesitamos el apoyo de alguien, para dejar esas malas emociones y esos pensamientos atrás.

  6. Si sientes que de un tiempo para acá, tu humor cambia constantemente y se te hace difícil evitarlo, o surgen en ti impulsos que nunca habían estado, esta es una señal para pedir ayuda. Es posible que requieras de apoyo emocional, por parte de un psicólogo o que con la ayuda de un ser querido ¡logres controlar tus impulsos y emociones!

    Pedir ayuda
  7. También existen razones súper positivas para pedir ayuda, y una de ellas es porque estás más que decidida a creer en ti, a quererte y amarte como eres. En esta ocasión, puedes pedir apoyo de un profesional, que tenga todo el conocimiento para empoderarte y llenarte de amor propio.

Recuerda: pedir ayuda no te hace débil, ¡te hace más fuerte! Y no está para nada mal querer el apoyo de otras personas, pero no debes olvidar que todo empieza por ti, y eres tú quien debe trabajar para lograr lo que quieres, aunque una mano extra ¡nunca está de más!

Nunca olvides que nosotras amamos apoyarte y ayudarte en lo que necesites, así que escríbenos o consulta con nuestras especialistas en línea aquí.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Chile