Volver a

Aprende cómo ponerlos sin tanto misterio.

Los tampones son tan cómodos y seguros como las toallas, no se sienten, no se ven, no duelen, ni quitan la virginidad. Así que es hora de que pongas mucha atención, pues lo primero que debes hacer es conocerte mejor y para eso puedes utilizar un espejo, ¡así podrás identificar todas las partes de tu zona íntima!

Sabemos que existen muchas preguntas pero empezaremos por esta ¿y cómo es un tampón con aplicador? Este tampón es ideal para usarlo por primera vez, pues hará que esta tarea sea mucho más fácil ¡Ya lo verás! El aplicador es un tubito suavecito con una punta redondeada que contiene en el interior el tampón, y sirve para introducirlo en tu zona V de una manera delicada y que quede justo donde debe ser. Es importante que tengas en cuenta que el tubito no se queda adentro, debes sacarlo y botarlo a la basura.

La primera vez que lo uses, procura que sea un día en el que tengas mucho flujo, así será más fácil y cómodo insertarlo. ¡Relájate que no duele! Puedes empezar a usarlos desde tu primer periodo, ¡es muy fácil! Solo necesitas un poco de práctica! .

¡Ahora sí! ¿Cómo se pone un tampón? Pues debes seguir estos pasos:

  1. Lávate muy bien las manos antes de empezar.

  2. Saca el tampón de la envoltura.

  3. ¡Muy importante! Revisa que el cordón esté por fuera del tubito, pues con ese hilo podrás sacar el tampón después de haberlo usarlo por el tiempo adecuado (entre 4 y 6 horas).

  4. Ponte en una posición cómoda, puede ser sentada o de pié, una buena técnica es poner una pierna sobre el sanitario. Si te da dificultad ubica el orificio usando un espejo.

  5. Cuando encuentres la posición perfecta para ti... Sujeta el tubito con tus dedos, separa los pliegues alrededor de la vagina con la otra mano y ubica la punta redonda del aplicador en el orificio.

  6. Desliza el tubo dentro de la vagina, inclinándolo ligeramente hasta la zona. Después lo empujas para que quede adentro en el lugar que es.

  7. Retira el aplicador y ¡listoooo!

Si sientes el tampón o estás incómoda con él, tal vez es porque lo pusiste mal, para esto deberás volver a empezar e intentarlo de nuevo, ¡hasta que te sientas cómoda y segura!

Al principio, puede que no sea tan sencillo, ¡pero no te preocupes! la práctica hace al maestro, después serás una experta en el tema.

Si sigues teniendo muchas preguntas sin resolver, acá puedes encontrar las respuestas que necesitas, también puedes escribir tus dudas a la Ginecóloga en nuestros Consultorios. Ten en cuenta que existen diferentes tipos de tampones, y el que uses depende totalmente de tu cuerpo y lo que sea más simple y sencillo para ti.

¡Estás lista para usarlos! Sabemos que esto no te quedará grande, así que deja que Nosotras te acompañemos en tus días, para que te sientas más cómoda y segura.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Chile